74 años de edad y lleva 54 años manejando sin licencia de conducir

9 Noviembre 1989 es derribado el muro de Berlín
Noviembre 9, 2017
Avancemos Dominicanos
Noviembre 13, 2017
Mostrar todos

74 años de edad y lleva 54 años manejando sin licencia de conducir

María Josefa Fernández Bouza tiene 75 años, es gallega, lleva 54 años conduciendo y no tiene licencia de conducir.

María Josefa saltó a los medios el año pasado cuando fue condenada a 32 días de trabajos sociales después de su primer accidente de tránsito en toda una vida al volante.

La Voz de Galicia. España. – La única pena por un delito de tráfico que le han impuesto a lo largo de su vida, tras conducir 54 años sin carné, la cumplió hace unos meses. Tuvo que asistir durante ocho fines de semana a charlas dirigidas a la reeducación de conductores condenados, pero a María Josefa Fernández Bouza, de 75 años, no le han servido de nada. «Solo hablaban de las consecuencias del alcohol y las drogas, pero a mí eso no me importa, porque no bebo ni fumo; lo único que quiero es que me den el puñetero cartón», manifestó ayer, refiriéndose al carné que ella asegura haber obtenido en 1963, en Ourense, aunque señala que, por problemas familiares, no se acordó de ir a recogerlo. María Josefa hizo estas declaraciones a La Voz a las puertas de los juzgados de Ferrol, ante los que tendrá que volver a responder por un nuevo incidente de tráfico.

Nuevo juicio en diciembre

Y es que el hecho de que en noviembre del año pasado la hubiesen condenado por causar daños a otro coche en una rotonda en octubre del 2014, cuando conducía sin carné, no ha coartado ni un ápice su idea de seguir haciéndolo. De ahí que en diciembre tenga que sentarse de nuevo en el banquillo de los acusados, para responder de un incidente ocurrido el pasado 21 de mayo.

Según el relato de la septuagenaria, acababa de salir del hospital tras sufrir un infarto y decidió ir al garaje para ver si su coche funcionaba. «Encendió y me dije, voy a dar una vuelta, pero al salir y girar rocé otro coche que estaba aparcado», explicó, añadiendo que ella se hubiera «arreglado» con el dueño, «pero la gente que estaba en la calle llamó a la policía». Ese día le retiraron el vehículo, que desde entonces permanece en el depósito municipal, pero María Josefa se resiste a dejar el volante. «Yo voy a seguir conduciendo; me llevaron el coche pero cuando junte dinero me compraré otro», señaló.

Según dijo, ella conoce todas las señales de tráfico. Pero las que se le resisten son las normas nuevas que ponen, cada día unas, cuando en España tienen mucho que hacer en otras cosas, porque nos van a llevar a una guerra civil, pero les es más fácil ir a por nosotros, los esclavos», aclara. Y apostilla que ella nació libre. «Y no soy ninguna esclava».

María Josefa considera que no hace daño a nadie y asegura que «siempre cumple con lo legal: «Fui ocho sábados a las charlas y quiero que me entreguen el carné».

LeoNOTICIA