Google ha suspendido los negocios con Huawei que requieran la transferencia de productos de hardware y software, excepto los cubiertos por licencias de código abierto, según señaló este domingo la agencia Reuters citando a una fuente cercana al asunto, en lo que sería un nuevo revés a la firma tecnológica china en su pelea con la Administración estadounidense. Y es que la decisión se produce después de que el Gobierno de Donald Trump incluyera a la empresa china en una lista negra comercial, aunque en el caso de Huawei el conflicto es anterior a la última ofensiva arancelaria porque se extiende a acusaciones de espionaje.

MÁS INFORMACIÓN

De esta forma, Huawei puede estar al borde de la mayor crisis desde que la Administración Trump le declarara la guerra, ya que sus móviles quedarían rápidamente obsoletos, puesto que no podrían actualizar el sistema operativo Android bajo el que operan, ni podrían descargarse aplicaciones.

Así, Huawei Technologies perderá acceso inmediato a las actualizaciones del sistema operativo Android, con el que funcionan todos sus smartphones, y la próxima versión de sus móviles  tampoco contará con aplicaciones y servicios populares como la tienda Google Play Store y el correo electrónico Gmail.

Los detalles de los servicios específicos que serán vetados seguían siendo discutidos a nivel interno en Google, propiedad de Alphabet Inc, según las mismas fuentes. Los abogados de Huawei están evaluando también el impacto de las acciones del Departamento de Comercio, señaló un portavoz de la firma china el viernes.

La empresa asiática aún tendrá acceso a la versión de Android disponible a través de licencias de código abierto, disponibles para cualquiera que quiera usarlas. Sin embargo, Google dejará de prestar colaboración y respaldo técnico a Huawei para sus servicios y los de Android, según la fuente.

El Gobierno de Donald Trump incluyó el jueves de forma oficial a Huawei en una lista negra comercial, estableciendo de inmediato restricciones que complicarán mucho que el gigante tecnológico pueda hacer negocios con compañías estadounidenses. Huawei no pudo ser contactado de inmediato para comentar la situación. Representantes del Departamento de Comercio no hablaron tampoco sobre la información, según señala Reuters.

Una catástrofe sin precedentes

De confirmarse el veto de Google, sería un duro golpe para Huawei que no tendría más remedio que inventar su propio código operativo, ya que todos sus móviles funcionan ahora bajo el sistema Android de la multinacional estadounidense. Android representa el 85% del mercado mundial de sistemas operativos y el resto casi está en manos de iOS de Apple. En España, el dominio aún es mayor, ya que está instalado en 9 de cada 10 terminales españoles y casi 8 de cada 10 móviles europeos.

Incluso si pudiera crear de la nada un nuevo sistema operativo, el fabricante chino tendría muy difícil convencer a sus potenciales compradores, porque además se quedarían sin aplicaciones. Y es que el 70% de las descargas de appsse realizan desde la tienda online Google Play Store, por el 22,6%, de la Apple Store.

El veto de Google también puede dar al traste con las ambiciones de Huawei de ser el mayor vendedor de smartphones del mundo. Pese al boicot estadounidense a sus equipos, 2018 fue definitivamente el año de Huawei. La firma china vendió 202,9 millones de móviles en todo el mundo, gracias a un incremento espectacular de sus ventas del 34,8%. Aunque pese a ese aumento mantiene el tercer puesto como fabricante mundial de móviles, pisa los talones a Apple para arrebatarle el segundo puesto, y está aún lejos de Samsung, que lidera el pódium.

La medieda tendrá fuertes repercusiones en España donde la firma china es un gigante de las telecomunicaciones pese a que desembarcó en el país en 2001. De hecho, es el único fabricante que está presente tanto en la infraestructura de redes como en los dispositivos móviles. Y no es una presencia cualquiera. La firma china se ha consolidado como el primer proveedor de redes tanto de banda ancha fija (fibra o ADSL) como móvil (4G) y trabaja con todos los operadores nacionales de telecomunicaciones (Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil), así como los cableros o las empresas de ámbito local.

Paralelamente, se ha consolidado como el segundo vendedor de smartphones en España, posición que ocupa desde mayo de 2015, solo por detrás de Samsung y dejando atrás a Apple. Actualmente, casi uno de cada tres móviles que se venden en España es de Huawei, que cuenta con una cuota de mercado del 28%. Desde que en 2010 comenzara la comercialización de móviles inteligentes bajo el sistema operativo Android, se ha quitado el marchamo de fabricante de móviles chinos y baratos y ha conseguido colocar sus terminales entre los más avanzados del mundo, disputando el liderazgo de la alta gama tanto a Apple como a Samsung.

Orden de Trump

El presidente Trump declaró el pasado miércoles una emergencia nacional para proteger las redes de telecomunicaciones estadounidenses, a través de una orden ejecutiva que entrega competencias al Gobierno federal para prohibir a empresas que contraten con proveedores extranjeros. La medida, que de facto constituye una barrera a la compañía china Huawei, aunque no la mencionaba, supone una nueva escalada en la guerra comercial con el gigante asiático.

La orden ejecutiva dirigida al secretario de Comercio, que deberá elaborar un plan para su puesta en práctica, invoca una ley que confiere al presidente la autoridad de regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenace a Estados Unidos. Se justifica en el supuesto aprovechamiento de las vulnerabilidades de la tecnología de telecomunicaciones estadounidense por parte de los adversarios extranjeros, y señala el espionaje industrial como particularmente preocupante. La medida, con la que se llevaba especulando desde hace meses, supone un nuevo recrudecimiento de la guerra comercial y de seguridad con China y constituye la más contundente ofensiva hasta la fecha contra su sector tecnológico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí