Científicos de la Universidad de Baylor (Texas, EE.UU.) encontraron, bajo la Cuenca Aitken de la Luna, una misteriosa y enorme masa que podría contener metales estrellados contra la superficie del asteroide, según un estudio publicado en la revista Geophysical Research Letters.

Los investigadores estudiaron los datos recopilados por la misión científica lunar ‘El Laboratorio Interior y de Recuperación de Gravedad (GRAIL, por sus siglas en inglés)’ y los compararon con la topografía del satélite. «Cuando combinamos esto con los datos de topografía obtenidos por la Lunar Reconnaissance Orbiter [una misión científica lunar], descubrimos una cantidad de masa inesperadamente grande, de cientos de kilómetros, debajo de la Cuenca Aitken», resaltó Peter B. James, autor principal del estudio.Посмотреть изображение в Твиттере

Посмотреть изображение в Твиттере

Baylor University@Baylor

👀
🌑

#Baylor co-research has found a mysterious large mass of material under the moon’s largest crater — and it may contain metal from an asteroid : http://bit.ly/2XBI7KB 2413:38 – 10 июн. 2019 г.Смотреть другие твиты Baylor UniversityИнформация о рекламе в Твиттере и конфиденциальность

«Una de las posibles explicaciones de la presencia de esta masa adicional es que el metal del asteroide que formó este cráter, todavía esté incrustado en el manto de la Luna», explicó el especialista. Entretanto, simulaciones de impactos de asteroides hechas por ordenador sugieren que, bajo determinadas condiciones, un núcleo de asteroide conformado por hierro y níquel pudo ser dispersado en la capa superior del manto de la Luna.Un asteroide del tamaño de una cancha de fútbol pasará cerca de la Tierra

«Imagine usted que tomamos una pila de metal cinco veces más grande que la isla de Hawái y la enterramos bajo tierra. Esa es aproximadamente la cantidad de masa que inesperadamente hemos encontrado», detalló el científico.

Otra posibilidad consiste en que esa masa sea en realidad una concentración de óxidos densos, asociada con la última etapa de la solidificación del océano de magma lunar.

El cráter en cuestión  tiene un diámetro de unos 2.600 kilómetros y una profundidad de 15 kilómetros desde el fondo hasta los picos de la estructura, según datos de la NASA. La Cuenca Aitken no es visible desde la Tierra porque se ubica en la cara oculta de la Luna. Se cree que este cráter fue creado por la colisión con un asteroide, hace unos 4.000 millones de años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí