El grupo al que pertenece Iberia ha anunciado este lunes la compra de Air Europa a Globalia por unos mil millones de euros, una operación que se cerrará previsiblemente en la segunda mitad de 2020, según un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La adquisición permitirá incrementar el tráfico de Iberia un 50% y el de IAG un 10%.

La transacción se llevará a cabo a través de IB Opco Holding, la compañía que posee el 100% de Iberia. La compra debe ser aprobada por las autoridades de competencia en los próximos meses. La marca Air Europa será conservada inicialmente y la sociedad seguirá siendo un centro de ingresos autónomo dentro Iberia dirigida por el consejero delegado de Iberia, Luis Gallego. Con la integración de ambos grupos, las dos compañías se convertirán en la primera en España por número de pasajeros.

La operación tiene un alcance descomunal, no solo para ambas compañías y el sector de la aviación, sino para la conectividad turística de España. IAG, que será propietaria de Vueling, Iberia, Air Europa y Level en España, ha explicado que el «hub» que posee en Madrid-Barajas se transformará en un «veradero rival» para Ámsterdam, Frankfurt, Londres Heathrow y París Charles De Gaulle, los cuatro aeropuertos más grandes de Europa.

Desde Iberia han destacado que esta compra, además, permite potenciar la inversión de 1.570 millones de euros anunciada por el Aena para potenciar el crecimiento del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que podría convertirse en la puerta de conexión entre Asia y América Latina y entre Europa y África.

A nivel empresarial, la venta de Air Europa permite a IAG posicionarse como líder en el mercado, de Europa a Iberoamérica. Además, ofrece unas potenciales sinergias en términos de coste e ingresos. Air Europa es una de las principales aerolíneas privadas en España y opera 69 destinos, incluidas rutas europeas y de larga distancia a América Latina, los Estados Unidos de América, el Caribe y el norte de África. En 2018, transportó 11,8 millones de pasajeros en 2018 y terminó el año con una flota de 66 aviones. Iberia pasará después de la compra a ser la quinta aerolínea más grande de Europa por número de aviones de largo radio.

«Competitiva y rentable»

Desde el punto de vista del tráfico, se espera que la operación aporte 12 millones de pasajeros adicionales en 2024, de los cuales 2,5 millones serían de largo radio. Supone un incremento del 35% de los pasajeros del hub de IAG en Madrid. Además, permitirá sumar al catálogo del holding otros 10 destinos adicionales de largo radio y 37 aviones más.

«La adquisición de Air Europa supone añadir a IAG una nueva aerolínea competitiva y rentable, haciendo de Madrid un hub europeo líder y permitiendo que IAG logre el liderazgo del Atlántico Sur, generando así un valor financiero adicional para nuestros accionistas», ha explicado el consejero delegado de IAG, Willie Walsh. El consejero delegado de Globalia, el grupo que poseía hasta ahora Air Europa, Javier Hidalgo, ha destacado que la compañía «mantendrá la línea seguida durante los últimos años».

La compra será financiada con deuda externa, ha anunciado IAG. Después del Cierre, se espera que la deuda neta respecto al ebitda de IAG sea 0,3 veces mayor como resultado de la adquisición, en comparación con el 1,2 registrado al final del tercer trimestre de 2019. En el caso de que la operación no llegue a buen puerto porque sea tumbada por las autoridades de competencia, IAG ha acordado pagar una compensación de 40 millones de euros.

La previsión pasa porque la operación genere ganancias en el primer año completo después del cierre y aumente la rentabilidad sobre el capital invertido de IAG en los cuatro siguientes.

Concentración

La operación se produce en un contexto complejo para el sector aéreo, marcado por la guerra de precios en Europa, el incremento del precio del petróleo, el Brexit y el veto al Boeing 737 MAX. Todos estos factores hacían suponer que se iba a iniciar un proceso de concentración en el mercado.

IAG ya intentó una operación similar el año pasado, cuando anunció que había comprado el 4% de Norwegian y que estaba estudiando el lanzamiento de una opa sobre la compañía de bajo coste noruega. Finalmente, la operación no llegó a buen puerto, sobre todo por las exigencias de los accionistas mayoritarios de la «low cost». La compra de Air Europa supone ahora un impulso a este proceso de concentración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí