Debemos prepararnos para preservar la capacidad de funcionar y apoyar al gobierno, según dijo el alto comandante militar de Canadá.

CBC, Medios canadienses.- Las órdenes otorgan a los comandantes de bases la autoridad, entre otras cosas, de cancelar grandes reuniones en las bases en caso de un aumento en el número de casos de COVID-19.

También describieron «precauciones adicionales«, que van desde la higiene personal hasta revisiones estrictas de todos los viajes no esenciales y permisos para soldados, marineros y tripulaciones.

«La intención de estas medidas son analizar todas las medidas que debemos tomar para preservar la fuerza, en caso de que esto se convierta en una pandemia«, dijo el general Jonathan Vance, jefe del personal de defensa, en una conferencia de defensa en Ottawa.

El ejército necesita preservar su capacidad de funcionar y apoyar al gobierno si hay una emergencia de salud en toda regla, agregó.

Los funcionarios federales, en el peor de los casos, se están preparando para una tasa de ausencias entre los trabajadores del gobierno del 25 por ciento y Vance dijo que el ejército está buscando un número similar en caso de una pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí