la lucha con ISIS está lejos de terminar. En su apogeo, ISIS controlaba más de 100,000 kilómetros cuadrados de territorio y gobernaba a más de 11 millones de personas. Hoy no tiene tierras para reclamar.


WASHINGTON – La orden del presidente Donald Trump de retirar las tropas estadounidenses de Siria en octubre proporcionó al Estado Islámico una oportunidad para reconstruirse, dándole al grupo terrorista «tiempo y espacio» para atacar a Occidente, según un informe del Pentágono publicado este martes.

La Agencia de Inteligencia de Defensa le dijo al inspector general del Pentágono que el Estado Islámico, también conocido como ISIS, se ha aprovechado de la retirada de Estados Unidos y la posterior incursión de Turquía en Siria. La decisión de Trump provocó fuertes críticas bipartidistas por haber eliminado la presión militar sobre el Estado Islámico y dejar a las fuerzas Kurdas que habían trabajado con las tropas estadounidenses para reducir las ganancias logradas por los terroristas.

«ISIS explotó la incursión Turca y posterior reducción de tropas estadounidenses para reconstituir las capacidades y los recursos dentro de Siria y fortalecer su capacidad de planear ataques en el extranjero«, dijo el inspector general del Pentágono en el informe.

El informe detalla las consecuencias de la decisión de Trump. Su orden del 6 de octubre permitió que las fuerzas Turcas y los grupos paramilitares ocuparan partes de Siria que habían sido patrulladas conjuntamente por las fuerzas estadounidenses y las fuerzas democráticas Sirias dominadas por los Kurdos. Turquía considera que los combatientes terroristas Kurdos. Las tropas rusas también se trasladaron a la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí