Julio Régil, un dominicano desde Polonia.

Como me gustaría, Dios, ser niño otra vez
y tener de vuelta la candidez perdida
respirar la vida de la Cambronal con Duarte
¡cómo olvidarte, mi ciudad querida!
Si amo cada una de tus esquinas
si amo todas tus calles.

Si pudiera escuchar, de mi Padre, un te quiero
y siendo sincero, recibir el abrazo de Mamare
las bromas de Pinito
y las charlas con Canó.

Cómo sería, volver a ser niño
sentir de vuelta el cariño, que me diese Chiquilín
correr a mil por la Duarte hasta abajo
ver la risa de Ción agarrada a la empalizada
recibir la tierna mirada de Socorro
y el afecto de doña Adriana.

Qué no daría, por la severidad de doña Eloisa
y la risa de doña Olimpita
bendita mi niñez
benditos sean don Neco y doña Nina.

Y si volviese a ser niño
volvería para ser mejor hijo, Madre mía
serían otros senderos y otras las vías
abrazaría
más a Miriam, Amancia y a Lenni
visitaría más veces a doña Gogó
y le diría a Rosita y a Achan cuanto les quiero.

Aprendería de Nené las cosas sencillas
de Ney Candé, maná de sabiduría
y volveré a ser buen aprendiz
de don Roberto, Braudilia y don Rafael.

Cómo me gustaría, Dios, ser niño otra vez
vivir la sencillez, la magia de mi barrio
escuchar las notas del campanario
sonido sagrado desde la San Bartolomé
y corretear bajo la lluvia
pisar aquel suelo que ya pisé.

Julio Régil Herasme
19 de Abril de 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí