La policía en China está recogiendo muestras de sangre de hombres y niños de todo el país para construir un mapa genético de sus aproximadamente 700 millones de varones, dando a las autoridades una nueva y poderosa herramienta para su emergente estado de vigilancia de alta tecnología, según publica The New York Times y el Australian Strategic Policy Institute.

En los EE. UU. solo las personas que han pasado por el sistema judicial tiene su récord de ADN en base de datos oficiales.

China está recogiendo muestras de sangre de hombres y niños de todo el país

Han ‘barrido’ todo el país desde finales de 2017 para recoger suficientes muestras para construir una vasta base de datos de ADN, según un nuevo estudio publicado el miércoles por el Australian Strategic Policy Institute, una organización de investigación, basada en documentos también revisados por The New York Times.

Con esta base de datos, las autoridades serían capaces de rastrear a los parientes masculinos de un hombre usando sólo la sangre, saliva u otro material genético del hombre en cuestión.

Una empresa estadounidense, Thermo Fisher, está ayudando: La compañía de Massachusetts ha vendido kits de prueba a la policía China adaptados a sus especificaciones, legisladores estadounidenses han criticado a Thermo Fisher por vender equipos a las autoridades Chinas, pero la compañía ha defendido su negocio.

El proyecto es una escalada importante de los esfuerzos de China para utilizar la genética para controlar a su pueblo, que se había centrado en el seguimiento de las minorías étnicas y otros grupos más específicos. Se sumaría a una creciente y sofisticada red de vigilancia que la policía está desplegando en todo el país, que incluye cada vez más cámaras avanzadas, sistemas de reconocimiento facial e inteligencia artificial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí