El Gobierno del Partido Comunista de China ha puesto en marcha una polémica ley de seguridad nacional para Hong Kong, una medida vista como un golpe importante a las libertades de los ciudadanos de esa ciudad, según informaron medios de todo el mundo.

La ley que prohíbe la “traición, la secesión (o intento de retirarse o separarse formalmente de China), la sedición y la subversión” podría aludir a legisladores de Hong Kong.

Los críticos de dicha ley dicen que Pekín está incumpliendo su promesa de permitir que las libertades de Hong Kong no se incluyan como en otras partes de China continental.

Activistas pro democráticos han llamado a protestas masivas contra lo que describen la erosión de la autonomía de Hong Kong.

La ira ya era evidente este viernes, cuando un grupo de manifestantes descendió a la Oficina de Enlace de China en Hong Kong.

Esta nueva ley de seguridad propuesta por China en Hong Kong permitirá que las fuerzas de seguridad de Beijing operen en la ciudad, donde las autoridades locales han indicado que dichos poderes se utilizarán para tratar de suprimir las protestas prodemocráticas que estallaron hace casi un año.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo este viernes que la legislación era efectivamente una “campana de muerte” para el estatus de Hong Kong como ciudad autónoma. Instó a China a “reconsiderar su desastrosa propuesta y a cumplir con sus obligaciones internacionales“.

El espectro de la represión de la Plaza Tiananmen en 1989 ha amenazado en caer en el último año de disturbios en Hong Kong, particularmente a medida que la violencia se intensificaba, había crecientes preocupaciones entre los manifestantes de que la policía o el personal militar podrían ser enviados desde el continente para despejar las calles, temores que ahora es probable que se profundicen, dijeron los analistas.

[El proyecto] incluye específicamente una disposición para que las fuerzas de seguridad continentales se desplieguen en Hong Kong si es necesario, lo que sugiere que ya han pensado en esto y están dispuestos a ponerlo en la ley“, dijo el profesor Steve Tsang, director del Instituto SOAS China en Londres.

Así que ellos esperan que las protestas vengan y se intensifiquen, y se están preparando para ir a aplastarlos. Y lamentablemente creo que los aplastarán“.

La Directora (electa) Ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, vinculó explícitamente las disposiciones de la nueva ley con los “disturbios” del movimiento de protestas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí