Medios estadounidenses sugieren que funcionarios de la Casa Blanca ya han considerado la idea de cancelar (no pagar) la totalidad o parte de la deuda de US$1,1 billones con China como parte de los gastos incurridos por el virus, según cita el Washingtonpost.

En respuesta al debate sobre la muy improbable “opción nuclear“, China podría optar por reducir sus vastas tenencias de valores del Tesoro de los Estados Unidos en los próximos meses en respuesta al resurgimiento de las tensiones comerciales y la guerra de palabras entre las dos economías más grandes del mundo sobre los orígenes y el manejo del brote de coronavirus, dijeron los analistas.

Informes de noticias estadounidenses indicaron que funcionarios de la Casa Blanca han debatido varias medidas para compensar el costo del brote de Coronavirus, incluyendo la cancelación de parte o la totalidad de la deuda de casi 1,1 billones de dólares que el gobierno de los Estados Unidos debe a China.

Si bien los analistas añadieron que era muy poco probable que Estados Unidos tomara la “opción nuclear“, el mero hecho de que se haya discutido la idea bien podría llevar a Beijing a tratar de aislarse del riesgo reduciendo sus tenencias de deuda pública estadounidense.

Esta acción de China podría causar problemas para el mercado de bonos del gobierno estadounidense en un momento en que Washington está aumentando significativamente una nueva emisión para pagar una serie de programas para combatir la pandemia y el daño económico que está causando.

Es una idea loca de cualquiera que lo haya considerado“, dijo Cliff Tan, jefe de investigación de mercados globales de Asia Oriental en MUFG Bank. “Consideramos que esto es en gran medida una estratagema política por la reelección de [Donald Trump] y una opción cínica ya que ella destruiría el financiamiento del déficit presupuestario federal estadounidense“.

La discusión sobre la conexión financiera de China con el gobierno de Estados Unidos a aumentado a medida que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y otros funcionarios estadounidenses han intensificado sus críticas a Beijing por el brote de Coronavirus y ya ha amenazado con nuevos aranceles de importación para penalizar a China.

Pero cualquier medida opción de cancelar la deuda contraída con China, que efectivamente la incumple, sería contraproducente para los intereses estadounidenses porque probablemente destruiría la fe de los inversionistas en la confiabilidad del gobierno estadounidense para pagar sus cuentas, advirtieron los analistas.

Por otra parte esto haría que las tasas de interés de Los Estados Unidos se desplomarían, haciendo que el endeudamiento sea más costoso para el gobierno, así como para las empresas y los consumidores estadounidenses, y a su vez daría un fuerte golpe a la ya muy débil economía de Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí