Gnews.- Actualmente, personas de todo el mundo se están aislando o en una cuarentena formal para prevenir la propagación del Coronavirus Covid19, pero durante décadas, los astronautas se han sometido a cuarentena para asegurarse de que estaban libres de virus y listos para volar (o, en el caso de los Apolos, para asegurarse de que no trajeron a casa ningún “bicho de la luna“).

Este período de cuarentena “asegura que no están enfermos o incubando una enfermedad cuando llegan a la estación espacial”, dijo el portavoz de la NASA Brandi Dean a Space.com.

¿Y cómo es realmente la cuarentena para un astronauta?

En los primeros días del programa Apolo de la NASA, los astronautas del Apolo 7 terminaron enfermando en el espacio con resfriados y rápidamente se quedaron sin medicamentos y servilletas, aunque los casos de astronautas que se enferman en el espacio son pocos y distantes entre sí, estos primeros problemas llevaron a la agencia a implementar una cuarentena previa al vuelo.

Hoy en día, este es un período de dos semanas donde sólo se permiten visitas controladas de familias cercanos, la implementación de una cuarentena previo al despegue garantizaba un riesgo mínimo de que los astronautas llevaran un virus con ellos al espacio.

Más tarde, la NASA puso en cuarentena a las tripulaciones de los Apolo 11, 12, 13 y 14 en la llamada Instalación Móvil de Cuarentena (MQF) después de sus regresos de la luna, la agencia no estaba exactamente segura de lo que podría estar al acecho en la luna y pensó que podría haber bichos lunares, o enfermedad de la luna, que los astronautas podrían rastrear a casa y contaminar la Tierra.

Las muestras lunares recogidas por los astronautas fueron también puestas en cuarentena en contenedores protegidos y manejadas en la instalación de cuarentena controlada conocida como el Laboratorio de Recepción Lunar (LRL). Aunque esto fue en gran parte para evitar que los materiales de la Tierra contaminaran las muestras lunares.

Después del amarizaje las tripulaciones pasaron 21 días en cuarentena en el (MQF), un remolque Airstream convertido, tenían dispositivos de comunicación, así como instalaciones ‘de estar’ (pequeñas salas) y de dormitorios, la tripulación del Apolo 11 habló con Nixon a través de una ventana en el MQF utilizando el equipo de comunicación en el remolque, los astronautas se divirtieron un poco mientras estaban encerrados en el MQF.

Sin embargo, las fotos de estas cuarentenas han revelado a los astronautas riendo, actuando aburridos, leyendo periódicos y charlando, el comandante del Apolo 11 Neil Armstrong incluso pasó parte de su tiempo en la instalación tocando el Ukelele.

La tripulación del Apolo 11 incluso tuvo una fiesta mientras estaba en cuarentena, Armstrong celebró su cumpleaños mientras todavía estaba en cuarentena.

En una entrevista reciente con Ars Technica, el astronauta del Apolo 11 Buzz Aldrin dijo, sobre la experiencia de cuarentena, “Mike Collins y yo solíamos hacer ejercicio y trotar un poco alrededor del pasillo … Miramos esta grieta en el piso, y había hormigas arrastrándose dentro y fuera” sugiriendo que si las hormigas podían entrar y salir que seguramente cualquier tipo de “bichos de luna” o microbios que trajo de vuelta también podría.

Aldrin añadió que, mientras estaba en el MQF, pasó su tiempo trabajando en informes de misión y terminando el papeleo, incluyendo un reporte de ‘Gastos de Viaje‘ (Expense Report) del gobierno por $33.31 por su viaje a la luna.

Hoy en día la cuarentena previa a la comprobación, que se conoce como “estabilización de salud“, sigue siendo una precaución de seguridad esencial cuando se trata de lanzamientos tripulados, los astronautas pasan las dos semanas antes de su vuelo en cuarentena en sus aposentos, que se encuentran en los centros espaciales Kennedy y Johnson de la NASA, y en el cosmódromo Baikonur de Roscosmos, en el sur de Kazajistán.

Durante este período de dos semanas, los astronautas no tienen contacto directo con nadie que no haya sido autorizado por los cirujanos de vuelo de la NASA, dijo Dean, científico de la NASA.

Mientras están en cuarentena, los astronautas pasan su tiempo preparándose para la misión que les precedió, se preparan mentalmente, estudian sobre los procedimientos de vuelo y se aseguran de descansar y hacer ejercicio para asegurarse de que están en condiciones físicas y mentales máximas para su vuelo.

También pasan tiempo haciendo videollamadas y chateando con amigos y familiares. No se sabe si alguno de los astronautas pone Ukuleles con ellos en cuarentena como Armstrong.

Incluso con estas intensas precauciones, los astronautas se han enfermado en el espacio, sin embargo, estos casos son especialmente raros dado que los astronautas viajan al espacio con tal regularidad. De hecho, la presencia en el espacio ha crecido tanto que, desde el año 2000, la estación espacial nunca ha estado sin astronautas a bordo, así que los nacidos antes de 2000 nunca han vivido un día en que no hubiera humanos en el espacio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí