Santo Domingo. – La planta de la Coca es uno de los estimulantes más antiguos, potentes de origen natural, tres mil años antes del nacimiento de Cristo, los antiguos Incas en los Andes masticaban hojas de Coca para adaptar sus corazones, aceleraran su respiración para contrarrestar los efectos de vivir en el aire delgado de las altas montañas.

Los nativos Peruanos masticaban hojas de Coca sólo durante las ceremonias religiosas, este tabú se rompió luego de la conquista cuando los soldados Españoles invadieron Perú en 1532, los trabajadores Indios forzados a trabajar en las minas de plata Españolas se mantuvieron abastecidos con hojas de Coca porque les facilitaba el control y la explotación.

En 1860, el químico alemán Albert Nieman aisló el alcaloide ‘Cocaína’ o Benzoilmetilecgonina, según la denominación internacional de hojas de coca y se dio cuenta de que esa “sustancia blanca en polvo” hacía que su lengua se sintiera adormecida.

Casi al mismo tiempo, el químico Francés Angelo Mariani inventó una tónica hecha de vino de Burdeos y hojas de Coca, lo llamó Vin Mariani, los anuncios afirmaban que la bebida popular podría “restaurar la salud y la vitalidad masculina“.

Über Coca.
Vin Mariani.

Algunos afirman que los papas Pío X y León XIII fueron especialmente entusiastas del tónico, el psicoanalista austriaco Sigmund Freud, que usó la droga él mismo, fue el primero en promover ampliamente la cocaína como tónico para curar la depresión y la impotencia sexual, en 1884, publicó un artículo titulado “Über Coca“, que promovía los “beneficios” de la cocaína, llamándola una sustancia “mágica“.

Pío X y León XIII.

Coca-Cola no es sólo el nombre de la mega afamada bebida gaseosa, cuando se lanzó por primera vez, uno de los ingredientes clave de la cola eran las hojas de Coca, la planta de la que se deriva la Cocaína, aunque la compañía retiró la Cocaína de la formula carbonatada hace más de 100 años, las hojas de coca todavía se utilizan para darle sabor a Coca-Cola, las primeras botellas de la bebida fue copiada del fruto de Cacao, confundido con la Coca.

Arthur Conan Doyle.

Parte de la práctica del escritor Ingles Arthur Conan Doyle, fue la oftalmología, por lo que es probable que estuviera familiarizado con los usos médicos de la Cocaína, aunque no hay pruebas convincentes de que él mismo fuera un usuario, sin embargo, incorporó la dependencia del personaje Sherlock Holmes a la Cocaína en varios de sus cuentos y novelas iniciales.

De una hoja verde a un polvo blanco

La fórmula química de la Cocaína es metil de Benzoilecgonina, levógira o (2R,3S)-3-Benzoil-2-Carboxil-Oxitropano y tiene fórmula empírica C17H21NO4, además Cinamilcocaína, Benzoilecgonina, Trujillina y el alcaloide anexo Tropacocaína, pero los mejor conocidos por el ciudadano corriente como yo son; Cal, Gasolina, Acido Sulfúrico, Soda Cáustica y otros nuevos químicos tóxicos agregados en las ultimas décadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí