Cuando el presidente Trump anunció hace dos años que Estados Unidos se retiraría del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH), la Casa Blanca dijo que la decisión no significaba que el país se retiraría de su postura sobre los derechos humano y acusando al consejo de traición, The Washington Post.

Nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y egoísta que se burla de los derechos humanos“, dijo Nikki Haley, entonces embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, del principal órgano de derechos humanos de las Naciones Unidas.

Ahora, en medio de las protestas por la responsabilidad de la policía en todo Estados Unidos, el ACNUDH está dirigiendo su atención a Estados Unidos.

El órgano celebrará un “debate urgente” este miércoles sobre Derechos Humanos en los Estados Unidos, y países Africanos están elaborando un proyecto de resolución en el que se pide una investigación de alto nivel sobre el racismo y la violencia policial en los Estados Unidos.

Los Estados Unidos ya no son miembros del consejo, no tendrán ninguna votación sobre este asunto.

El Departamento de Estado y la Casa Blanca no comentó nada sobre el expediente o informe.

Como tema del debate, se permite a los Estados Unidos participar, a pesar de su no pertenencia, pero aún no han indicado si estarían presentes. “Las puertas permanecen abiertas para ellos“, dijo Rolando Gómez, oficial de medios del consejo.

El evento del miércoles de la UNHRC se centrará en el “racismo sistémico, la brutalidad policial y la violencia contra las protestas pacíficas” en los Estados Unidos, después de una solicitud de los 54 países miembros Africanos, que destacaron la muerte de George Floyd, hombre negro que murió bajo custodia policial el mes pasado desencadenando un movimiento de protesta.

El proyecto de resolución, entre otras propuestas, pide una comisión internacional independiente de investigación, una de las investigaciones de más alto nivel que las Naciones Unidas hayan lanzado para examinar las “muertes de africanos y o personas de ascendencia africana” en los Estados Unidos con el objetivo de “llevar a los perpetradores ante la justicia“.

Para los críticos del consejo, especialmente los conservadores estadounidenses, el debate de esta semana podría servir para poner de relieve las razones por las que Washington dejó el ACNUDH en primer lugar. “Muchos de los países que debatirán sobre la violencia policial en los Estados Unidos tienen sus propios problemas con su policía“. Algunos son regímenes represivos y autoritarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí