NUEVA YORK (AP) — El gobierno de los Estados Unidos tardó en entender cuánto Coronavirus se estaba propagando desde Europa, lo que ayudó a impulsar la aceleración de los brotes en todo el país, dijo el viernes una alta funcionario de salud.

Las pruebas limitadas y las alertas de viaje retrasadas para áreas fuera de China contribuyeron al salto en los casos de Estados Unidos a partir de finales de febrero, dijo la Dra. Anne Schuchat, la oficial número dos del Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.

Claramente no reconocimos las importaciones completas que estaban sucediendo“, dijo Schuchat a The Associated Press.

El Coronavirus se reportó por primera vez a finales del año pasado en China, el epicentro inicial de la pandemia mundial. Pero desde EE.UU. se ha convertido desde entonces en la nación más afectada, con alrededor de un tercio de los casos reportados en el mundo y más de una cuarta parte de las muertes.

El CDC publicó este viernes pasado un artículo, escrito por Schuchat, donde expresa que se retrasó la respuesta de Estados Unidos, recapitulando algunas de las principales decisiones y eventos de los últimos meses, sugiere que la principal agencia de salud pública del país perdió oportunidades para frenar la propagación.

Algunos expertos en salud pública lo consideraron importante, tal como lo expresa una opinión importante dada por uno de los médicos de salud pública más respetados del país.

La CDC es responsables del reconocimiento, seguimiento y prevención de una enfermedad de este tipo. Pero la agencia tuvo un perfil bajo durante esta pandemia, con funcionarios de la Casa Blanca controlando las comunicaciones y dirigiendo la mayoría de las sesiones informativas de prensa.

El grado en que la presencia pública de los CDC ha sido tan disminuida … es uno de los aspectos más llamativos y francamente desconcertantes de la respuesta del gobierno federal”, dijo Jason Schwartz, profesora asistente de política de salud en la Escuela de Salud Pública de Yale.

El presidente Donald Trump celebró repetidamente la decisión federal anunciada el 31 de enero, de detener la entrada en los Estados Unidos de cualquier extranjero que hubiera viajado a China en los 14 días anteriores, lo que tuvo efecto finalmente el 2 de febrero, cuando China había impuesto sus propias restricciones de viaje antes.

Pero en su artículo, Schuchat señaló que casi 2 millones de viajeros llegaron a los EE.UU. desde Italia y otros países europeos durante febrero, “el gobierno de EE.UU. no bloqueó los viajes desde allí hasta el 11 de marzo“.

El extenso viaje desde Europa, una vez que Europa estaba teniendo brotes realmente aceleró nuestras importaciones y la rápida propagación“, dijo a AP. “Creo que el momento de nuestras alertas de viaje debieron haber sido antes“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí