La Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos dice: “Una milicia bien regulada, siendo necesaria para la seguridad de un estado libre, el derecho del pueblo a guardar y portar armas, no será violada“, siendo este el texto que ha creado los mayores debates considerando los alcances previsto en la misma Enmienda.

Por un lado, algunos creen que la frase de la Enmienda “el derecho del pueblo a guardar (tener) y portar armas” crea el derecho constitucional individual para los ciudadanos de los Estados Unidos, según abogados expertos constitucionalistas, en virtud de esta “teoría de los derechos individuales“, la Constitución de los Estados Unidos restringe a los órganos legislativos la prohibición de la posesión de armas de fuego, o al menos, la Enmienda hace que la regulación prohibitiva y restrictiva sea presuncionalmente inconstitucional.

Una milicia bien regulada, siendo necesaria para la seguridad de un estado libre, el derecho del pueblo a guardar y portar armas, no será violada.

Por otro lado, algunos estudiosos señalan el lenguaje introductorio del texto “una milicia bien regulada” para argumentar que los granjeros sólo tenían la intención de restringir al Congreso de legislar sobre el derecho de un estado a la autodefensa, los académicos han llegado a llamar a esta teoría “la teoría de los derechos colectivos“.

Otra teoría sobre los derechos colectivos de la Segunda Enmienda afirma que los ciudadanos no tienen derecho individual a poseer armas de fuego y que, por lo tanto, los órganos legislativos locales, estatales y federales poseen la autoridad para regular las armas de fuego sin implicar un derecho constitucional y así el debate continúa por décadas, siendo el organismo sin fines de lucro la poderosisima y temida y a veces usada por los políticos Asociación Nacional del Rifle.

El derecho del pueblo de defenderse de un gobierno tiránico” o “Cuando un gobierno se convierte en enemigo y no en el defensor de los derechos humanos, el pueblo puede retirar su consentimiento, derrocarlo y establecer un nuevo gobierno“, estos y otros argumentos en la constitución de los Estados Unidos son los usados para defender el derecho del pueblo de derrocar a un presidente, si considera que este conspira contra las libertades y derechos de la nación.

Los derechos de la segunda Enmienda (portar armas para la defensa popular), fue al parecer el argumento que habría usado Donald Trump para sugerir, a broma según él de sugerir a los defensores que podrían asesinar a Hillary Clinton.

Hillary Clinton quiere abolir, esencialmente abolir la Segunda Enmienda. Por cierto, si ella elige, si ella elige a los jueces, no hay nada que puedan hacer, amigos. Aunque está la gente de la Segunda Enmienda, tal vez haya algo, no lo sé”, Donald Trump.

Los ambiguos comentarios de Trump alarmaron a algunos observadores políticos, quienes se preguntaron si estaba amenazando la vida de Clinton o pidiendo un mayor activismo político.

Robby Mook, el jefe de campaña de Hillary Clinton, dio a conocer un comunicado de dos líneas en respuesta a Trump, “Esto es simple: lo que está diciendo Trump es peligroso. Una persona que busca ser presidente de los Estados Unidos no debe sugerir violencia de ninguna forma”, dijo.

Así el escabroso debate continúa desde hace más de dos siglos hasta nuestros días, a veces llevando la nación a una peligrosa división.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí