Durante la ceremonia de entrega de medallas de los 200 metros planos, en el Estadio Olímpico de la Ciudad de México el 16 de octubre de 1968, dos atletas afroamericanos Tommie Smith y John Carlos, durante el toque del himno nacional de los Estados Unidos, “The Star-Spangled Banner (Pellon adornado de estrellas)“. levantaron cada uno sus puños, se volvieron hacia la bandera de los Estados Unidos y luego mantuvieron sus manos levantadas hasta que el himno hubo terminado.

Smith y Carlos, habían ganado medallas de oro y bronce respectivamente en la carrera de 200 metros planos de los Juegos Olímpicos de 1968, además de Smith y Carlos el medallista de plata Australiano Peter Norman, aunque no levantó la mano llevaba insignias de derechos humanos en su chaquetas en apoyo.

Más tarde en en su autobiografía, ‘Silent Gesture‘, Smith declaró que el gesto no era un simple saludo del “Poder Negro“, sino más bien un saludo por los “derechos humanos“.

La manifestación es considerada como una de las declaraciones políticas más abiertamente impactante en la historia de las Olimpiadas modernas.

En esos violentos años, solo seis meses del asesinato de Martin Luther King, Jr. afroamericanos como Smith y Carlos se sentían frustrados por lo que veían como una naturaleza pasiva del movimiento de los Derechos Civiles, buscaron formas más ‘activas’ de protestas y abogaron por el orgullo racial, el nacionalismo negro y la acción dramática aprovechando un escenario mundial, sabían que sacrificarían sus carreras.

El ‘Black Power‘ (poder negro) es un eslogan político y un nombre que se da a varias ideologías asociadas que tienen como objetivo lograr la autodeterminación de las personas de ascendencia Africana.

El ‘Black Power‘ es originalizando del simbolo del ‘Puño Levantado, o Puño Apretado‘, popularizado durante la Guerra Civil Española en 1936-1939, cuando fue utilizado por la facción republicana como saludo, era conocido como el “saludo del Frente Popular” o el “saludo antifascista“. El saludo del puño derecho posteriormente se extendió entre izquierdistas y antifascistas en toda Europa.

Niños se preparan para la evacuación durante la Guerra Civil Española (1930), algunos dando el saludo republicano. Los republicanos mostraban un puño derecho elevado.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Avery Brundage, consideró que era una declaración política interna no apta para el foro apolítico e internacional que se pretendían ser los Juegos Olímpicos, en respuesta a sus acciones, ordenó que Smith y Carlos fuesen suspendidos del equipo estadounidense y prohibirse su presencia en la Villa Olímpica.

Cuando el Comité Olímpico de estados Unidos inicialmente se negó, Brundage amenazó con prohibir y expulsar a todo el equipo de atletismo estadounidense, esta amenaza llevó a la expulsión de los dos atletas de los Juegos. El COI o USOC obligó a Smith y Carlos a devolver sus medallas.

Peter Norman, Tommie Smith y John Carlos después de recibir sus medallas.(Foto Patrice Habans/Paris Match/Getty Images)

Smith y Carlos fueron en gran parte declarados parias por el ‘establishment’  deportivo estadounidense y objeto de críticas, ‘Más rápido, más alto, más fuerte‘ era el lema de los Juegos Olímpicos, la revista Time del 25 de octubre de 1968 escribió: ‘más molesto, más desagradable, más feo‘.

De vuelta a casa, tanto Smith como Carlos fueron objeto de abusos y ellos y sus familias recibieron amenazas de muerte. Brent Musburger, un escritor para el Chicago American antes de llegar a la fama en CBS Sports y ESPN, describió a Smith y Carlos como “un par de soldados de asalto de piel negra” que eran “innobles“, “juveniles” y “poco imaginativos“.

Finalmente, Smith continuó en atletismo, jugando en la NFL con los Cincinnati Bengals antes de convertirse en profesor asistente de educación física en el Oberlin College, en 1995, ayudó a entrenar al equipo estadounidense en el Campeonato Mundial de intramuros en Barcelona. En 1999 fue galardonado con el California Black Sportsman del Millennium Award. Ahora es orador público.

La carrera de Carlos siguió un camino similar, empató el récord mundial de 100 yardas planas al año siguiente. Carlos también probó en el fútbol profesional, fue selección de la 15ava ronda en el Draft de la NFL de 1970, pero una lesión de rodilla frustró su carrera con los Philadelphia Eagles, luego pasó a la Canadian Football League, donde jugó una temporada para los Montreal Alouettes, cayó en tiempos difíciles a finales de la década de 1970, en 1977, su ex esposa se suicidó, lo que lo llevó a un período de depresión, en 1982, Carlos trabajó con el Comité Organizador para los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles, en 1985, se convirtió en entrenador de atletismo en Palm Springs High School, a partir de 2012, trabaja como consejero en dicha escuela.

Norman, el Australiano se retiró del deporte inmediatamente y comenzó a sufrir de depresión, alcoholismo y una adicción al los analgésicos. “Durante ese tiempo“, escribió Caroline Frost para la BBC, “utilizó su medalla de plata para abrirse puertas“.

Norman murió sin ser reconocido por sus contribuciones al deporte, incluso cuando los Juegos Olímpicos llegaron a Sídney en 2000, no fue reconocido. Cuando Norman murió en 2006, Carlos y Smith, que habían mantenido contacto con Norman durante años, fueron portadores del féretro en el funeral del Australiano.

Carlos y Smith, fueron portadores del féretro en el funeral de Norman.

En 2012, Australia se disculpó formalmente con Norman, un diputado dijo y pidió al Parlamento que el gesto de Norman fue “un momento de heroísmo y humildad que avanzó la conciencia internacional sobre la desigualdad racial“.

En relación por el asesinato de George Floyd, John Carlos y Tommie Smith mostraron su solidaridad en medio de las intensas protestas mundiales por la muerte de George Floyd.

Wikipedia, History, Firstpost.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí