París, Francia. – El gobierno francés planea introducir penas de cárcel y multas para los médicos que proporcionen los polémicos “certificados de virginidad” para matrimonios religiosos tradicionales, según BBC y medios Europeos.

La medida formará parte de los proyectos de ley destinados a reforzar los valores seculares Franceses y combatir lo que el presidente Emmanuel Macron llama “separatismo islamista“.

Pero el grupo Francés de asesoramiento sobre el aborto ANCIC dice que detener las “pruebas de virginidad” requiere un trabajo educativo más amplio.

La ONU dice que esas pruebas deben ser detenidas.

El Ministerio del Interior Francés dijo que el proyecto de ley -aún no debatido completamente por los políticos franceses- propone un año de cárcel y una multa de 15.000 libras esterlinas (14.000 Euros) para cualquier profesional médico que emita un “certificado de virginidad“.

Según el noticiero France 3 TV, alrededor del 30% de los médicos Franceses dicen que se les han pedido tales certificados y la mayoría de ellos se niegan.

La Organización Mundial de la Salud dice que la práctica de inspeccionar el himen visualmente o con los dedos no puede probar si una mujer o una niña ha tenido relaciones sexuales vaginales o no. También viola sus derechos humanos, dice la OMS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí