Kea está siendo demandado por el Gobierno de Polonia por presuntamente infringir los derechos religiosos de un empleado después de que fue despedido por hacer ‘horribles comentarios anti-LGBT+‘, “Los gays merecen la muerte“, según publican varios diarios Polacos y PinkNews.

El ex empleado de Ikea, identificado como Tomasz K, fue despedido el año pasado cuando se negó a borrar un comentario homófobo que publicó en el sitio interno de la compañía.

Ahora, el gobierno de Polonia contra el LGBT+ está demandando a la compañía de muebles, alegando que violó los derechos religiosos del empleado, según Bloomberg.

Los fiscales del país, que recientemente han sido reelegidos firmemente homofóbicos del presidente Andrzej Duda, han emplazado al Director de Recursos Humanos de IKEA de restringir los derechos religiosos del empleado.

Marcin Sadus, un portavoz de la fiscalía de Varsovia, dijo al servicio de noticias Polaco PAP que Tomasz K fue despedido debido por “juicios y prejuicios arbitrarios” por el Director de Recursos humanos de IKEA, Polonia sostiene que Ikea debe respetar la libertad religiosa“.

Sadus dijo que Ikea mostró prejuicio hacia el trabajador que, al expresar sus “opiniones” sobre los gays, “Refiriéndose a los valores Católicos“.

Los empleadores, incluidas las corporaciones multinacionales, están obligados a respetar la privacidad de los empleados, incluso evitando acciones ideológicas no vinculadas a su trabajo“, dijo Sadus.

Dijo que la empresa debe “respetar la libertad de expresión de los puntos de vista, la conciencia y la religión” y no debe “discriminar a los empleados sobre la base de su visión del mundo“.

Un portavoz de Ikea confirmó que su director de RR.HH ha sido acusado en se le brindará “pleno apoyo“.

La empresa sueca de muebles actuó con rapidez.
Tomasz K fue despedido el año pasado por Ikea después de que publicara una serie de comentarios anti-LGBT+ en el sitio web interno de la compañía.

La aceptación y promoción de la homosexualidad y otras desviaciones es escandalosa“, escribió, junto con varios versículos bíblicos anti-gay.

Ikea dijo en ese momento (del despido) que el empleado había expresado una opinión “de una manera que podría afectar los derechos y la dignidad de las personas LGBT +“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí