Las autoridades británicas a principios de este mes dijeron a sus homólogos estadounidenses que habían suspendido el envío de todas las pruebas en casos penales porque Estados Unidos todavía usa la pena de muerte, una medida que algunos funcionarios de la ley estadounidense temían que pudiera perjudicar la relación de ambos países sobre varios asuntos políticamente cargados, según funcionarios estadounidenses a The Washington Post.

La Autoridad Central del Reino Unido entregó el mensaje el 4 de junio como parte de las comunicaciones sobre un caso de fraude de visados en el que los Estados Unidos requerían asistencia, diciendo que “Hemos pausado la transmisión de todas las pruebas a todos los países que aún mantienen la pena de muerte en sus estatutos“.

El mensaje apuntaba a una decisión de marzo pasado del Tribunal Supremo del Reino Unido, que declaraba ilegal que las autoridades Británicas hubieran cooperado con los Estados Unidos en un caso de terrorismo de alto perfil sin tener la seguridad de que los hombres no enfrentarían la pena de muerte.

Desafortunadamente Estados Unidos mantiene la pena de muerte en sus códigos penales de estatutos, esta decisión le afecta a ellos también“, escribió la Autoridad Central en un mensaje, cuyo contenido fue leído a The Washington Post.

Estados Unidos no es, sin embargo, el único país afectado por esta pausa, y la UKCA es consciente del impacto que la decisión de pausar la transmisión podría tener en algunos procedimientos. … Nuestros colegas políticos están trabajando en las implicaciones, y esperamos estar en condiciones de reconsiderar la transmisión a terceros países en los casos en que la pena de muerte no sea la pena máxima posible a su debido tiempo“.

Un portavoz del Ministerio del Interior Británico dijo en un correo electrónico: “El Reino Unido sigue procesando y cooperando con las Solicitudes de Asistencia Legal Mutua“, sugiriendo que cualquier pausa que hubiera habido, ahora fue levantada, al menos en cierta medida.

Dos funcionarios del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dijeron, sin embargo, que el momento —más de dos meses después de que se emitió la decisión de la Corte Suprema— era curiosa, y estaban preocupados por un posible motivo oculto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí