smithsonianmag. Una vez fue una tecla rara en las máquinas de escribir, hoy su carácter se ha convertido en el símbolo mismo de la comunicación electrónica moderna.

¿Quién no ha tenido dificultades tratando de encontrar la arroba en el teclado de la PC?

Llamada una vez el “caracol” por los italianos y la “cola de mono” por los holandeses, la arroba @ tiene condición sine qua non en la comunicación electrónica, gracias a las direcciones de correo electrónico y los identificadores de Twitter, la @ incluso ha sido incluida en la colección permanente del Museo de Arte Moderno, de Nueva York, que citó su uso moderno como un ejemplo de “elegancia, economía, transparencia intelectual y un sentido de las posibles direcciones futuras que están incrustadas en las artes de nuestro tiempo” y la considera una pieza de arte.

El origen del símbolo en la escritura en sí, es un misterio, algunas teoría sostiene que los monjes medievales, mientras copian manuscritos, convirtiendo la palabra latina para “hacia” —ad— a “a” con la parte posterior de la “d” como una especie de cola, otras que proviene de la palabra francesa para “arroba“—à—y sus escribas, que el símbolo evolucionó a partir de una abreviatura de “cada uno en“, la “a” que está encerrada por una “e“. 

El primer uso documentado fue en 1536, en una carta de Francesco Lapi, un comerciante florentino, que usaba el símbolo @ arroba para denotar unidades de vino llamadas ánforas y que se enviaban en grandes tinajas de barro, pero La mayoría de los historiadores aceptan que el origen de la palabra “arroba” proviene del idioma árabe, concretamente del término “ar-roub“, que significa cuarto o cuarta parte.

Arroba, en un documento de 1775.

Más tarde el símbolo asumió un papel histórico y definido en el comercio, quienes lo han utilizado durante mucho tiempo para significar “a razón de“, aún así, la era de la máquina no fue tan amable con la arroba, las primeras máquinas de escribir, construidas a mediados de 1800, no la incluían, del mismo modo, la arroba no estaba entre la matriz simbólica de los primeros sistemas de tabulación de tarjetas perforadas (utilizados por primera vez en la recopilación y el procesamiento del censo estadounidense de 1890), precursores de la programación informática.

La poca importancia del símbolo, y a punto de desaparecer con los años por su muy escaso uso terminó en 1971, cuando un científico en computación llamado Ray Tomlinson se enfrentaba a un problema molesto: cómo conectar a las personas que programaban computadoras entre sí, Ray Tomlinson, un programador informático norteamericano implementó el primer sistema de correo electrónico y sintió que la arroba sería un buen símbolo para separar el nombre de la persona de la dirección electrónica, ya que buscaba un símbolo de poco uso.

Hubiese sido más fácil usar un corchete, un paréntesis o incluso una coma, pero estos símbolos ya eran utilizados para otros fines, y de los símbolos que quedaban libres, la @ era el mejor”.

En ese momento, cada programador estaba conectado a una máquina central en particular a través de una conexión telefónica y una máquina de teletipo, básicamente un teclado con una impresora incorporada, pero estas computadoras no estaban conectadas entre sí, una deficiencia que el gobierno de Estados Unidos trató de superar cuando contrató a BBN Technologies, la compañía de Cambridge, Massachusetts, para la cual Tomlinson trabajaba, ayudando a desarrollar una red llamada Arpanet, precursora de Internet.

El desafío de Tomlinson era cómo abordar un mensaje creado por una persona y enviado a través de Arpanet a alguien en una computadora diferente, la dirección necesitaba el nombre de una persona, así como el nombre de la computadora, razonó que podría dar servicio a muchos usuarios y el símbolo que separara esos dos elementos de dirección no podría ser muy utilizado en programas y sistemas operativos para que las computadoras no se confundiesen.

Tomlinson se fijó en la arroba @, por encima de “P” en su teletipo Modelo 33, ”staba buscando un símbolo que no se usara mucho“, le dijo al Smithsonian, “Y no habían muchas opciones, un signo de exclamación o una coma, podría haber usado un signo igual, pero no habría tenido mucho sentido“, Tomlinson, finalmente eligió la arroba, “probablemente salvándolo de ir por el camino del signo ‘cent’ en los teclados de las computadoras“, dijo.

Usando su sistema de nombres, se envió un correo electrónico, que viajó desde un teletipo en su habitación, a través de Arpanet, y de vuelta a un teletipo diferente en su habitación, la primera dirección de correo electrónico de la historia fue “tomlinson@bbn-tenexa”, algo así como “Tomlinson en la (@) máquina bbn-tenexa

Tomlinson, que todavía trabaja en BBN, dice que no recuerda lo que escribió en ese primer correo electrónico, pero como argumentó Marshall McLuhan, “el medio es el mensaje“, porque con ese mensaje, la antigua y casi obsoleta arroba, se convirtió en el eje simbólico de una revolución en la forma en que los humanos nos comunicamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí