PARÍS (AP) – Ha habido un “deterioro dramático” de la libertad de prensa desde que la pandemia comenzó a desgarrar el mundo, dijo Reporteros Sin Fronteras en su informe anual publicado el martes.

El nuevo Índice Mundial de Libertad de Prensa del grupo, que evaluó las situaciones de prensa en 180 países y pintó un panorama claro y concluyó que el 73% de las naciones del mundo tienen serios problemas con las libertades de prensa.

República Dominicana, fue ubicada en la posición 50, 5 puntos más que en 2020, score 25.60

La concentración de la propiedad de los medios de comunicación en muy pocas manos y un alto nivel de impunidad socavan la libertad de informar y fomentar la autocensura.

República Dominicana, fue ubicada en la posición 50.

Los periodistas que se atreven a abordar temas sensibles como la corrupción y el narcotráfico están expuestos a la posibilidad de amenazas y represalias violentas. Los políticos electos a menudo abusan de su posición para estigmatizar e intimidar a los periodistas críticos, especialmente mediante acoso judicial. La derogación en 2016 de la legislación en virtud de la cual los periodistas podían ser encarcelados por difamación fue un gran paso adelante para los medios de comunicación y la democracia, señala el reporte.

El informe dice que los países han utilizado la pandemia del Coronavirus, que estalló en China a finales de 2019, “como motivos para bloquear el acceso de los periodistas a la información, las fuentes y los informes sobre el terreno“.

Este es particularmente el caso en Asia, Oriente Medio y Europa, dijo el grupo de medios.

El periodismo es la mejor vacuna contra la desinformación“, dijo el secretario general del RSF, Christophe Deloire. “Desafortunadamente, su producción y distribución están demasiado a menudo bloqueadas por factores políticos, económicos, tecnológicos y, a veces, incluso culturales. En respuesta a la viralidad de la desinformación a través de las fronteras, en las plataformas digitales y a través de las redes sociales, el periodismo proporciona los medios más eficaces para garantizar que el debate público se base en una amplia gama de hechos establecidos”.

Los problemas también han surgido de una caída de la confianza pública en el propio periodismo, el grupo dijo que el 59% de las personas encuestadas en 28 países afirmaron que los periodistas “deliberadamente tratan de engañar al público al reportar información que saben que es falsa“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí