En los Estados Unidos y casi todo el mundo, una transición presidencial es el proceso durante el cual el poder se transfiere de un presidente en ejercicio al presidente electo.

Los EE. UU. fue la primera nación que establece la figura presidente para gobernar el país, existe la ‘Ley o Acta de Transición Presidencial de 1963‘ se trata de un mecanismo formal para facilitar la transición, bajo esa la ley federal y las costumbres ya existentes, los candidatos presidenciales de los principales partidos se vuelven ‘elegibles‘ para recibir sesiones informativas clasificadas de seguridad nacional una vez se formaliza u oficializa su nominación en la convención nacional de sus respectivos partidos.

La Administración de Servicios Generales también les ofrece servicios de instalaciones de transición presidencial, incluyendo el espacio de oficina, el equipo y el pago de ciertos gastos relacionados.

Administración de Servicios Generales

No hay reglas establecidas que regulen la transición, pero normalmente implica cierta planificación preelectoral, e implica la consideración del personal clave del personal de los presidentes salientes y entrantes, requiere recursos e incluye una serie de actividades, como examinar a los candidatos para puestos en la nueva administración, ayudar a familiarizar a la administración entrante con las operaciones de la rama ejecutiva y desarrollar una plataforma de políticas integral.

George W. Bush y presidente electo Barack Obama

Las transiciones presidenciales han existido de una forma u otra desde 1797, cuando George Washington entregó la presidencia a John Adams, muchos han transcurrido sin problemas, otras han sido accidentados y algunas catalogadas en catastrófica, la transición más reciente fue la de Trump, la transición de la administración Obama a la administración Trump concluyó el 20 de enero de 2017, con la juramentación de Donald Trump como el 45o presidente de los Estados Unidos.

Todos recuerdan que en la entrega del poder del presidente George W. Bush al presidente electo Barack Obama, se destacó por al menos dos razones: la poca disposición de Bush a cooperar con su joven sucesor y la velocidad casi récord con la que Obama nombró a su equipo.

Todos recuerdan cuando Obama se volvió a juramentar a su cargo “por precaución“, cuando John Roberts, presidente del tribunal supremo cometió un error durante la ceremonia de investidura y toma de juramento que confundió al presidente.

Obama se volvió a juramentar a su cargo “por precaución

Entre las transiciones más importantes en la historia de Estados Unidos, la ascensión de Thomas Jefferson a la Casa Blanca se produjo después de lo que sigue siendo una de las campañas presidenciales más amargas y dramáticas de la historia, fa primera transferencia de poder entre partidos políticos diferentes, también representó un giro importante democrático del gobierno por parte de la élite aristocrática de la joven nación, según historiadores.

Pero en lugar de tratar de sanar las heridas, el presidente saliente Adams convirtió la transición en una exhibición de rabia personal, negándose incluso a acompañar a Jefferson al Capitolio para la inauguración, sin embargo, Jefferson rápidamente se mostró como un maestro de la política práctica, y el otrora dominante Partido Federalista de Adams pronto desapareció en la historia.

Otro transición traumática fue la de Abraham Lincoln, quien se enfrentó a las peores circunstancias en la historia de Estados Unidos durante su transición presidencial, con siete estados del sur que se separaron de la Unión antes de tomar el juramento de su cargo el 4 de marzo de 1861.

El historiador Ted Widmer le cuenta sobre el viaje en tren de dos semanas de Lincoln desde Illinois a Washington, D.C. en febrero de 1861 y cómo este viaje le ayudó a encontrar sus fortalezas, construir apoyo público, y establecer los parámetros para lo que sería su presidencia, también cuenta cómo Lincoln navegó y sobrevivió alrededor de un complot para asesinarlo en Baltimore.

Centro para la Transición Presidencial

En EE. UU. existe el ‘Centro para la Transición Presidencial’ de la Asociación para la Obligación de Servicio Público® y sirve como la principal fuente no partidista de información y recursos para ayudar a los candidatos presidenciales y sus equipos a establecer las bases para una nueva administración o para el segundo mandato de un presidente.

El Centro de La Asociación para la Transición Presidencial del Servicio Público se describe a sí misma como la principal fuente que proporciona asistencia crítica sobre cómo organizar y ejecutar una transición; ayudar a los ejecutivos de carrera de la agencia a prepararse para un nuevo liderazgo político; ofrece orientación a los designados políticos sobre los aspectos únicos de la dirección gubernamental; y colabora con el Congreso para promover reformas de transición. Además, el Centro ofrece ideas para ayudar a los presidentes en ejercicio a prepararse para un segundo mandato y asesoramiento sobre los pasos necesarios para una transferencia sin problemas del poder en caso de que se elija a un nuevo presidente.

Wikipedia, presidentialtransition.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí