ctvnews. –TAIPEI, TAIWÁN — Los laboratorios fabricantes de vacunas Chinas están estudiando la posibilidad de mezclar sus dosis ya que inyecciones de refuerzo podrían ayudar a proteger mejor contra el COVID-19.

Sinovac y Sinopharm, los dos fabricantes Chinos que se combinaron han exportado cientos de millones de dosis por todo el mundo, dicen que están considerando combinar sus vacunas con las de otras empresas.

A principios de este mes, el director del Centro para el Control de Enfermedades de China, Gao Fu, dijo que las vacunas actuales ofrecen una baja protección contra el coronavirus y mezclarlas es una de las estrategias que se están considerando para aumentar su eficacia.

Gao más tarde trató de retractarse de sus comentarios, diciendo que estaba hablando en general sobre la mejora de la eficacia de la vacuna.

China National Biotech Group tiene un plan para el futuro “uso secuencial” de sus vacunas, dijo li Meng, jefe de cooperación internacional de la compañía, en una conferencia internacional.

La compañía, filial de la estatal Sinopharm, realizó dos vacunas COVID-19 inactivadas y una tercera en ensayos clínicos.

Sinovac, una empresa privada con sede en Pekín, también dijo que estaban en conversaciones preliminares con investigadores, incluido el Centro para el Control de Enfermedades de China, sobre la combinación de las dosis de su vacuna, CoronaVac, con otros.

La inmunización secuencial significa mezclar diferentes vacunas y es una estrategia que podría aumentar las tasas de eficacia, dijo Ashley St. John, inmunóloga de la Escuela de Medicina Duke-NUS en Singapur.

Se están tratando de ajustar el calendario para encontrar realmente el mejor punto para dar vacunas a la gente“, dijo St. John. “¿Cuál sería la mejor combinación y punto de tiempo?

Las vacunas de Sinopharm, de su Instituto de Productos Biológicos de Pekín y del Instituto Wuhan de Productos Biológicos, son 79% y 72% efectivas, respectivamente, dijo la compañía, aunque no han revelado públicamente más datos de la etapa final de sus ensayos clínicos.

La práctica también se está considerando en otros países, científicos británicos están estudiando un combo de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer. El estudio también está buscando probar diferentes intervalos entre dosis, cuatro semanas y 12 semanas de diferencia.

Los resultados de tales investigaciones pueden tener implicaciones para la salud pública en todo el mundo, ya que gobiernos de todo el mundo se enfrentan a retrasos en la obtención oportuna de sus vacunas y obstáculos logísticos en la implementación de ellas.

Investigadores en Brasil que llevaron a cabo los ensayos clínicos de Sinovac en el país y publicaron nuevos datos este mes que reconfirmaron la tasa de eficacia del 50% anunciada previamente por la compañía, el artículo, que aún no ha sido revisado por pares, pero que fue publicado en un sitio web para científicos, mostró que la vacuna Sinovac era 50.7% efectiva contra casos sintomáticos de COVID-19 y mucho más fuerte contra casos de enfermedades graves.

CanSino, otra empresa China que ha creado una vacuna adenovirus-vector, dijo que estaban examinando los efectos de una inyección de refuerzo de su propia vacuna seis meses después de la primera dosis, la inyección, que utiliza la misma tecnología que de AstraZeneca, es un 65,3% efectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí