Los Derechos Humanos son inherentes a todos los seres humanos, independientemente de su raza, sexo, nacionalidad, etnia, idioma, religión o cualquier otro estatus, los derechos humanos incluyen el derecho a la vida y a la libertad, la libertad de esclavitud y tortura, la libertad de opinión y de expresión, el derecho al trabajo y a la educación, y muchos más. Toda persona tiene derecho a estos derechos, sin discriminación, UN.Org

“TODOS LOS SERES HUMANOS NACEN LIBRES E IGUALES EN DIGNIDAD Y DERECHOS”

La Santidad de la vida humana tiene precedentes antiguos en muchas religiones del mundo, aunque fueron las dos guerras mundiales las que nos condujeron a la creación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, fue en durante las guerras Europeas de religión y las guerras civiles de Inglaterra del siglo XVII dieron lugar a la filosofía del liberalismo y la creencia en los Derechos Naturales se convirtieron en una preocupación central de la cultura intelectual Europea durante la Era de la Ilustración del siglo XVIII, este movimiento es conocido también como «iluminismo» porque consideraba que la razón era la luz que iluminaría el conocimiento humano para sacar a la humanidad de la ignorancia y de esta manera construir un mundo mejor, por esta razón, el siglo XVIII suele ser llamado el «Siglo de las Luces».

Lectura de la tragedia de Voltaire del huérfano de China en el salón de Marie Thérése Rodet Geoffrin, pintura de Charles Gabriel Lemonnier.

El Artículo 1: de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos, fue elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un “ideal común para todos los pueblos y naciones“. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero.

19 de diciembre de 1948, los 58 miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sesionaban por última vez en París, en el Palacio de Chaillot, a metros de la Tour Eiffel, antes de trasladarse a Nueva York a orillas del Hudson. En esa ocasión adoptaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en idioma francés en su versión oficial.

Los Derechos Humanos son “la mayor aspiración de la humanidad”, por lo tanto no son un documento legal de mandato obligatorio a las naciones, si no compromisos aspiracionales de todas las naciones firmantes, por ejemplo el Artículo 13 y 14 se entienden como el derecho de todo ser humano a elegir el lugar del planeta donde desee residir, estos derechos están sujetos a las diferentes leyes soberanas de cada país, su territorio, fronteras, economía, organización social, etc.

Basadas principalmente en el Artículo 1. ‘Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros‘, es donde la mayoría de los Estados en los cuales el matrimonio o la unión civil entre personas del mismo género es legítimo.

Artículo 13. 1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado, Artículo 14. 1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país. 2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Más de 30 países o estados del mundo el matrimonio o unión civil entre personas del mismo sexo es legal, siendo Europa el continente que más países han legislado a favor de esta unión, según reporte la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA). A pesar de ser un estado Confesional (que se adhiere oficialmente a una religión específica), a partir del 25 de marzo del 2020, el matrimonio igualitario ya es legal en Costa Rica.

Derecho Internacional de los Derechos Humanos
La Declaración Universal de los Derechos Humanos, es la base del Derecho Internacional de los Derechos Humanos que establece las obligaciones de los Gobiernos de actuar de ciertas maneras o de abstenerse de determinados actos, a fin de promover y proteger los Derechos Humanos y las libertades fundamentales de las personas o grupos.

Un inmenso problema en gestación; el Artículo 18. sobre la Nacionalidad, establece claramente (a partir de la modificación de la Constitución del 2015), que no son Dominicanos los hijos e hijas de extranjeros miembros de legaciones diplomáticas y consulares, de extranjeros que se hallen en tránsito o residan ilegalmente (indocumentados) en territorio Dominicano.

¿Cuántos niños y niñas hijos de indocumentados han nacido, siguen naciendo y representarán un conglomerado de personas que en pocos años tendrán 15, 20 0 25 años y su única cultura conocida será la Dominicana, no hablarán Créole, no conocerán a Haití?

Esos infantes nacidos en República Dominicana están claramente registrados como no Dominicanos, ya que los certificados de nacimientos en los hospitales locales lo establecen claramente, la Junta Central, tampoco los documenta como ciudadanos Dominicanos, lo que anticipa otro gravísimo problema nacional, descrito como ‘Drama Humano‘, jóvenes de una patria desconocida, residiendo en una patria (ajena) conocida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí