Thejournal. – El Primer ministro Holandés, Mark Rutte no pudo visitar a su madre moribunda en sus últimas días porque obedeció las restricciones de encierro y visitas por Coronavirus, informó su oficina.

La noticia sobre Rutte surgieron luego de las acusaciones de que el asistente principal de Boris Johnsons, Dominic Cummings, en Reino Unido rompió las reglas de encierro para viajar a través del país y permanecer en la propiedad de sus padres.

Rutte anunció hoy la muerte de su madre Mieke Rutte-Dilling, de 96 años, en su casa de La Haya el 13 de mayo, casi dos meses después de que el gobierno cerrara todas las instituciones al público el 20 de marzo.

El primer ministro cumplió con todas las directivas“, dijo el portavoz de Rutte a AFP cuando se le preguntó sobre los informes de que se había apegado a las reglas y, por lo tanto, no había visto a su madre antes de morir.

Su madre no murió de Covid-19, aunque antes había habido un brote de la enfermedad en la cuidad donde vivía, informaron medios Holandeses.

Rutte había anunciado anteriormente la muerte de su madre, diciendo que “además de la gran tristeza y todos los buenos recuerdos, mi familia y yo también tenemos un sentimiento de gratitud de que se nos permitió tenerla con nosotros durante tanto tiempo“.

Las autoridades Holandesas permitieron visitas individuales a algunos hogares de cuidado a partir de hoy, una medida que se extenderá hasta el 15 de junio.

Los Países Bajos, que han impuesto un “bloqueo inteligente” con condiciones menos estrictas que muchos otros países Europeos, han registrado hasta ahora 5.830 muertes por Coronavirus y 45.445 infecciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí