Santo Domingo. – Primera Dama es un título generalmente no oficial utilizado para la esposa de un jefe de Estado (no monárquico) o jefe de ejecutivo, aunque el término también se utiliza para describir a damas mujeres que se encuentran en la cima de su profesiones, arte, etc.

En algunos países el título puede ser oficial o no oficial y hasta pueden alcanzar la relevancia institucional de un ministro o del mismo jefe del Estado, manejando a veces presupuestos por encima de ministerios reconocidos y constitucionales y por encima de la ley. Nosotros conocemos de casos.

Para nuestros países, el término o título de Primera Dama es coloreado específicamente de la tradición de primeras damas de los Estados Unidos.

Aunque realmente el título no le fue acuñado hasta después de su muerte, Martha Washington se entiende como la primera Primera Dama de los Estados Unidos. Durante su vida a menudo fue referida como “Lady Washington“, pero está registrado su primer uso “Primera Dama” a ella, Martha Washington en un perfil de la Sra. C. H. Sigourney en 1838, describiendo en sus escritos como “Martha Washington no había cambiado, incluso después de que su esposo George se convirtiera en presidente“, detalló que “la primera dama de la nación todavía conservaba los mismos hábitos de la vida cotidiana, noble, deja la almohada al amanecer, y después del desayuno, se retira a su recámara durante una hora para el estudio de las Escrituras y la devoción“.

Sin embargo, el término “Primera Dama” no entraría en uso común hasta finales de 1800s, Harriet Lane, sobrina del presidente (soltero) James Buchanan, fue la primera mujer en ser llamada ‘Primera Dama‘ de forma más común y mediática mientras prestaba servicio en ese puesto, la frase apareció y se convirtió de uso popular en la revista ilustrada The Illustrated Monthly de Frank Leslie en 1860, cuando este escribió: “La Dama de la Casa Blanca, y por cortesía, la Primera Dama de la Tierra“.

Una vez que Harriet Lane fuera llamada Primera Dama, el término se aplicó retrospectivamente a todas sus predecesoras.

En República Dominicana el concepto se utilizó a partir de la administración del presidente Horacio Vásquez. En el período 1924-1930 los dominicanos comenzaron a referirse a Trinidad De Moya como la Primera Dama, Celeste Pérez, Listín Diario.

En nuestro país, Doña María Martínez “La españolita“, esposa del dictador R. L. Trujillo, figura como una de las primeras damas más influyentes en el Estado. Adicta a los lujos, al glamour y los excesos típicos de los ricos que adquieren fortunas en forma apresurada; sin dudas, esa mujer era emprendedora, poseía visión de comerciante y lo demostró en la primera etapa de la dictadura, la describe Juan Carlos Stefan, de Historia Dominicana en Gráficas. Se le atribuye ser responsable de algunas muertes.

Les recomendamos el trabajo de; Sistema de Biblioteca de la PCUMM Primeras Damas.

Personalmente, Doña Renée Klang de Gúzman (1916-2014), fue la imagen abnegada de Primera Dama, dejándonos el sabor (agradable) de mujer del hogar y tradicional como le gusta a la iglesia. En mi experiencia vive la anécdota para contar a mis hijos; “La Primera Dama, Doña Renée, me coló un café sólo para mí, cuando visité de manos del mi Tío Ramón Ulises, la casa del presidente Don Antonio Guzmán, en la av. Bolívar, mientras Pelú, mi Tío conversaba con Don Antonio, Doña Renée nos preguntó ¿Tú tomas café, mi niño? sí, le respondí y personalmente, la primera dama me coló un café“.

Hoy estrenamos un Primera Dama espectacular, con altísimo carisma, compañera que camina al lado de su esposo presidente (no detrás) la Señora Raquel Arbaje, la número 52 de la República Dominicana, el Despacho de la Primera Dama fue eliminado oficialmente por el presidente de la República, Luis Abinader, como prometió y compromiso de su Gobierno eliminar entidades que tengan dualidad de funciones o representen gastos ineficientes y por petición de su esposa, en su lugar La Señora Raquel Arbaje creó ya la modesta ‘Oficina de la Primera Dama‘.

Aun es muy temprano para hacer una evaluación acabada de la Señora Raquel, pero ya los medios anticipan que será una primera dama de armas tomar, en lo particular, quien suscribe está más que satisfecho, desde el día de celebración del triunfo (que no era mi fiesta he dicho), anticipé en mandatario con un alto compromiso familiar, lo que nos daba ciertas garantías de un presidente que “anda con su familia en los bolsillos“.

Doña Raquel es bien activa en la red tuiter en promoción de la administración de su esposo, lo que ha provocado buenas reacciones en algunos, celos y comentarios de otros.

Vamos a dejar nuestro Trucutu interno y aprovechemos una Primera dama, primera crítica, primera consejera del presidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí