Santo Domingo. – A la pregunta de si el electo presidente de la República Dominicana Luis Abinader, @luisabinader funcionario publico electo o por nombramiento, una cuenta oficial de cualquier institución publica o autónoma puede o no bloquear un usuario de su cuenta personal de tuit, la respuesta, según estudios, análisis de constitucionalistas, sentencias judiciales o la mayoría de constituciones en el mundo, la respuesta es no, no puede.

En algunas instancias podría considerarse que sólo la primera dama de la Republica Dominicana podría, @raquelarbaje por tratarse de una figura no electa, no nombrada y tampoco podría ser destituida nunca, particularmente opino que ella tampoco podía bloquear, si esta usa su cuenta personal como foro publico o medio de comunicar informaciones de corte oficial e interés nacional.

Artículo 49 Constitución de la Republica Dominicana; Libertad de expresión e información. Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin que pueda establecerse censura previa.
1) Toda persona tiene derecho a la información. Este derecho comprende buscar,
investigar, recibir y difundir información de todo tipo, de carácter público, por
cualquier medio, canal o vía, conforme determinan la Constitución y la ley;
2) Todos los medios de información tienen libre acceso a las fuentes noticiosas
oficiales y privadas de interés público, de conformidad con la ley;
3) El secreto profesional y la cláusula de conciencia del periodista están protegidos
por la Constitución y la ley;
4) Toda persona tiene derecho a la réplica y rectificación cuando se sienta
lesionada por informaciones difundidas. Este derecho se ejercerá de
conformidad con la ley;
5) La ley garantiza el acceso equitativo y plural de todos los sectores sociales y
políticos a los medios de comunicación propiedad del Estado.
El disfrute de estas libertades se ejercerá respetando el derecho al honor, a
la intimidad, así como a la dignidad y la moral de las personas, en especial la protección de la juventud y de la infancia, de conformidad con la ley y el orden público.

De este ultimo párrafo de la constitución, se entiende que si se considera que una persona dueña de una cuenta irrespeta o viola leyes establecidas contra una figura pública, incluyendo al presidente, estos podrían acudir a la justicia de sentir tal acoso o agresión penada por la o las leyes, pero jamás negarle el derecho a recibir la información.

Si uno de estos servidores públicos que utilizan sus cuentas de redes personales como foro publico y de información relativa a sus funciones, tienen sin embargo la opción de SILENCIAR en tuiter, que permite al usuario ver los posteos, sin que la figura pública tenga que ver lo que este escribe.

El bloqueo desde cuentas de organismos oficiales a cualquier usuario, no está en discusión.

Tuiter es un microblog y foro público, servicio de redes sociales en el que los usuarios publican e interactúan con mensajes conocidos como “tweets (tuits)“, dicha plataforma se ha convertido hoy en una muy importante forma de divulgación, publicación y consumo de información global y plataforma de comunicación e información de varios presidentes en todo el mundo, entre ellos resaltó lógicamente @realDonaldTrump, el más popular, Donald J. Trump, cuenta finalmente suspendida definitivamente @nayibbukele Nayib Bukele, mandatario del Salvador “el presidente que gobierna por tuiter“, le llaman algunos y como novedad, nuestro presidente @luisabinader Luis Abinader, entre otros.

En nuestro país nunca ha sido un tema de discusión, ni debates legales hasta ahora, sobre la legalidad de un presidente, servidor público que utilice su cuenta personal como foro público para la difusión, divulgación de información relevante a sus funciones y el derecho de este último de bloquear a cualquier ciudadano, podría ser elevado a tribunales competentes

Ante varias demandas elevadas por diferentes usuarios, instituciones, universidades, etc. y bajo alegatos legales de violación a la primera enmienda, los tuits de Trump son “declaraciones oficiales del presidente de los Estados Unidos“, en julio de 2019 un Tribunal Federal de Apelaciones dictaminó que el presidente Trump había violado la Constitución de los estados unidos al impedir que la gente siga su cuenta de tuiter bajo el alegato del presidente de que criticaban o se burlaron de él vía dicha plataforma.

El fallo abrió el debate sobre implicaciones de cómo la Primera Enmienda se aplica en la era de las redes sociales.

Debido a que el Sr. Trump utilizó tuiter para llevar a cabo asuntos gubernamentales, no puede excluir a ningún estadounidenses de leer sus publicaciones —”Ni negarles participar en conversaciones en respuestas“— porque no le gusten sus puntos de vista, dictaminó por unanimidad un panel de tres jueces en la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos del Segundo Circuito, en la ciudad de Nueva York.

Donald Trump, llegó al extremo despedir vía tuit al secretario de Defensa, Mark Esper, al Director de la CIA Christopher Krebs y otros más.

El juez Barrington D. Parker, escribió “la conducta del gobierno está sujeta a un debate amplio y robusto que generó un nivel de pasión e intensidad como el que rara vez se han visto“.

Basado en la experiencia descrita anteriormente, aunque este fallo en apelación en los estados unidos, no la convierte en jurisprudencia internacional, está muy cerca de una jurisprudencia interamericana sobre derechos humanos.

No, el presidente Luis Abinader, ni ningún funcionario público puede bloquear a ningún dominicano de sus cuentas de tuit personal, en tanto esta sea usada como foro público o en “informaciones o declaraciones oficiales y o manejo de asuntos públicos“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí