Durante 200 años, la Ley de Insurrección ha dado a los presidentes el poder de desplegar fuerza militare para sofocar disturbios, The Washington Post.

El lunes por la noche, mientras oficiales luchaban en contra de manifestantes en las afueras de la Casa Blanca, el presidente Trump se paró en el Rose Garden y hizo una amenaza, “Si los gobernadores de la nación no convocan a las tropas de la Guardia Nacional para dominar las calles, desplegaré el ejército de los Estados Unidos y resolveré rápidamente el problema por ellos“, dijo Trump

Después de la amenazas de Trump, tres palabras comenzaron a hacer tendencia en Tuiter: Ley de Insurrección.

La Ley de Insurrección de 1807 es una ley federal en Estados Unidos que faculta al Presidente para desplegar tropas militares y federalizadas de la Guardia Nacional dentro de los Estados en circunstancias particulares, tales como para reprimir el desorden civil, la insurrección y la rebelión, Wikipedia.

Originalmente firmado por Thomas Jefferson y enmendado a lo largo de los años, esta afirma: “Siempre que haya una insurrección en cualquier estado contra su gobierno, el Presidente puede, a petición de su legislatura o de su gobernador (o en su contra) si la legislatura no puede ser convocada“, a enviar tropas militares.

En caso de que los gobernadores no cumplan con las demandas de Trump, una disposición de la ley, aprobada en 1956, le da el poder de actuar unilateralmente: “Siempre que el presidente considere obstrucciones ilegales, complotados, o montajes (conspiraciones) o rebelión contra la autoridad de los Estados Unidos, hagan que sea imposible hacer cumplir las leyes … en cualquier estado … puede llamar al servicio federal a la milicia de cualquier estado, y utilizar tales fuerzas armadas, según lo considere necesario para hacer cumplir esas leyes o para reprimir la rebelión“.

De seguido, el siguiente miércoles, el Secretario de Defensa Mark T. Esper dijo que no apoya el uso de fuerzas militares en servicio activo para hacer frente a los disturbios en las ciudades de Estados Unidos, una declaración que lo puso en total desacuerdo con su jefe.

Seguido, Trump fue denunciado por su ex Secretario de Defensa, Jim Mattis, por la amenaza de invocar la Ley de Insurrección y “dividir a los estadounidenses“.

Miembros de la Guardia Nacional de D.C. en los escalinatas del Monumento a Lincoln, 2 de junio

¿PUEDE TRUMP ENVIAR TROPAS SIN LA APROBACIÓN DEL GOBERNADOR?

Sí. La ley establece escenarios en el que el presidente está obligado a aprobación del gobernador o legislatura del estado y también casos donde tal aprobación no es necesaria, dijo Robert Chesney, profesor de derecho de seguridad nacional en la Universidad de Texas.

Históricamente, en los casos en que se ha invocado la Ley de Insurrección, presidentes y gobernadores generalmente han coincidido en la necesidad de tropas, dijo Thaddeus Hoffmeister, profesor de derecho en la Universidad de Dayton.

En 2005, el expresidente George W. Bush decidió no invocar la Ley de Insurrección para enviar tropas en servicio activo a Luisiana luego del huracán Katrina en parte porque el entonces gobernador del estado se opuso a la medida, según artículo publicado por Reuters.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí