Santo Domingo. – “La Ley Marcial” no tiene una definición claramente establecida.

Esto se ha determinado ya jurisprudencialmente, dos teorías sobre la Ley Marcial se reflejan en las decisiones de la Corte Suprema, la primera, se derivó de una Petición de Derecho de 1628 que establece que el derecho común no conoce tal cosa como la Ley Marcial. es decir, la Ley Marcial no está establecida por la autoridad oficial de ningún tipo, sino que surge de la naturaleza de las cosas en un momento determinado y siendo una Ley de extrema necesidad, dejando a los tribunales civiles como los jueces finales de la necesidad de su establecimiento.

En los Estados Unidos, las actividades y participaciones internas de los militares suelen pertenecer a una de tres categorías. En primer lugar, las fuerzas armadas a veces suelen ayudar a las autoridades civiles con funciones de “no aplicación de la ley“, por ejemplo, después del paso del Huracán Katrina en 2005, los militares desplegaron helicópteros a lo largo de la costa del Golfo para llevar a cabo misiones de búsqueda y rescate que los Gobiernos locales no podían hacer por sí mismos, en segundo lugar, y con mucha menos frecuencia, el ejército asiste a las autoridades civiles en las actividades de “aplicación de la ley“, por ejemplo, se desplegaron tropas Estatales y Federales para ayudar a la policía a reprimir los disturbios de Los Ángeles en 1992 por el caso Rodney King y en tercer lugar, en una ocasión, el ejército tomó el lugar del Gobierno civil. Esto sucedió en Hawái durante la Segunda Guerra Mundial.

Por lo general, pero no siempre, el término ‘Ley Marcial’ se refiere a la tercera categoría y describe un poder que, en caso de emergencia, permite a los militares hacer a un lado a las autoridades civiles y ejercer jurisdicción sobre la población de una zona en particular.

Las leyes son aplicadas por los soldados en lugar de la autoridad civil local, las decisiones políticas son tomadas por oficiales militares en lugar de por funcionarios electos y las personas que violen esa Ley Marcial o son acusadas de crímenes son llevadas ante tribunales militares en lugar de tribunales civiles ordinarios. En resumen, el ejército estaría a cargo.

¿Podría el presidente Trump declarar Ley Marcial, apoderarse de máquinas de votación, o intentar robar de otra manera las elecciones por la fuerza en su último mes en el cargo? Cualquiera de ellas sería una escalada extrema de las ya sin precedentes tácticas de los fuertes esfuerzos peligrosos de Trump en sus ultimas y desesperadas maniobras por anular los resultados de las elecciones, dice un articulo de Amber Phillips de The Washington Post.

La respuesta fue no, no puede hacer esas cosas, dijeron varios expertos en seguridad nacional y derecho electoral.

Incluso si estas maniobras no están en el ‘kit de herramientas’ del presidente, es peligroso para él hablar de esas posibilidades de una manera amenazante de que se corre el riesgo de declararla, y mucho menos en las reuniones de la Oficina Oval“, dijeron casi todos los expertos con los que habló The Fix.

Esto es algo muy peligroso para empezar a jugar“, dijo Rachel Kleinfeld, experta en seguridad nacional de Carnegie Endowment for International Peace. “No se puede normalizar una acción extrajudicial fuera del Estado de derecho y creer que la democracia se mantendrá. Las democracias son frágiles, incluso las nuestras“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí