Estocolmo, Suecia abandonó este miércoles la investigación sobre el asesinato sin resolver del ex primer ministro sueco Olof Palme, quien fue asesinado a tiros hace 34 años en el centro de Estocolmo, argumentando que la decisión se tomó debido a la muerte del principal sospechoso en 2000, según prensa Sueca.

Lugar de asesinato de Olof Palme, Estocolmo

Amigo del también extinto Peña Gómez y de la República Dominicana, Sven Olof Joachim Palme (Estocolmo, 30 de enero de 1927 – 28 de febrero de 1986) fue un prominente político Sueco, ejerció como primer ministro de Suecia durante 10 años en dos etapas: desde 1969 hasta 1976, y de nuevo desde 1982 hasta su asesinato.

Fue además líder del Partido Socialdemócrata Sueco (SAP) desde 1969 hasta 1986, y vicepresidente de la Internacional Socialista desde 1973, WikiPedia.

Olof Palme y Peña Gómez

Palm fue acribillado en febrero 28 de 1986, después de que él y su esposa Lisbet Palme dejaron una sala de cine en la capital sueca. El asesinato conmocionó a la nación y sacudió la imagen del condado escandinavo que era tan seguro y pacífico que los políticos podían andar en público sin protección.

Más de 100 personas han sido sospechosas en el crimen y el caso sin resolver ha estado rodeado de teorías conspirativas, que van desde la participación extranjera, miembros de la policía Sueca de derecha, hasta acto de un tirador solitario.

El caso se cerró porque el principal sospechoso, Stig Engstrom, murió en el 2000, el fiscal jefe del caso, Krister Petersson, dijo una conferencia de prensa en Estocolmo este miércoles.

Stig Engstrom ya ha fallecido, y por lo tanto no puedo iniciar un procedimiento ni siquiera entrevistarlo, por eso decidí interrumpir la investigación“, dijo Petersson a los periodistas. “Desde su muerte, ya no podemos acusarlo.” Hans Melander, jefe de la investigación, dijo a la conferencia de prensa que 134 personas habían confesado el asesinato, 29 directamente a la policía, y que unas 10.000 personas habían sido interrogadas durante el juicio de 34 años.

Palme, una figura extravagante, incluso infantil, había tratado de vivir una vida tan ordinaria como le fue posible y a menudo salía sin guardaespaldas. La noche del asesinato no tenía protección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí