Enfrentamientos estallaron violentos cuando los residentes intentaron detener por la fuerza el autobús ‘blanco’ del coronavirus con destino al sitio de cuarentena.

El esfuerzo de Ucrania por poner en cuarentena a más de 70 personas, entre ellas cinco dominicanos que se hallaban varados y fueron evacuados de China por el nuevo brote de virus se sumió en el caos, cuando que residentes que se opusieron a la medida arrojaron piedras a los evacuados y se enfrentaron con la policía, informó Aljazeera.

Las autoridades Chinas autorizaron la evacuación de 45 ucranianos y de 27 nacionales de España, Argentina, República Dominicana, Ecuador, Costa Rica, Panamá, Noruega, Israel, Bielorrusia y Montenegro, así como de otros países, según el ministro del Interior, Arsén Ávakov, que visitó el aeródromo de Kiev.

Los dominicanos «están rumbo a Kiev en perfecto estado de salud», dijo a Efe el portavoz de la Cancillería dominicana, César Duvernay.

Las autoridades deploraron la violencia este jueves y el ministro de salud del país se comprometió a compartir la cuarentena de los evacuados durante dos semanas en un intento por tranquilizar a los manifestantes que temen que puedan ser infectados.

Los autobuses que transportaban a los evacuados finalmente pudieron llegar al lugar designado de cuarentena después de horas de enfrentamientos. Los evacuados enmascarados, exhaustos por el largo viaje, se asomaban por las ventanas del autobús mientras conducían lentamente bajo una fuerte escolta policial.

Las piedras rompieron una ventana en uno de los autobuses, pero los evacuados parecían ilesos.

Desde la madrugada, varios cientos de residentes de la aldea de Novi Sanzhary en la región central de Poltava de Ucrania habían cortado el camino a un sanatorio destinado a albergar a los evacuados, por temor a que pudieran infectarse.

Los manifestantes, algunos de los cuales parecían borrachos, bloquearon carreteras, quemaron neumáticos y se enfrentaron con la policía antidisturbios que se movió para despejar el acceso. Un manifestante trató de embestir las líneas policiales con su automóvil.

Nueve policías y un civil fueron hospitalizados, dijo la policía regional en un comunicado.

La policía ucraniana dijo que 24 manifestantes fueron detenidos. El ministro del Interior, Arsen Avakov, quien visitó personalmente el sitio para tratar de calmar a la multitud, dijo que estaba sorprendido por la agresión.

Lo que vimos fue vergonzoso“, dijo en comentarios televisados. “Fue una de las mayores decepciones de mi vida“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí